Seremi de Salud abrió sector denominado Fortuna para la extracción de mariscos con excepción del caracol piquilhue

Por:

Comunicado
31/03/2013
La seremi de Salud, María Isabel Iduya, explicó que se adoptó la medida luego de analizar diversos muestreos del sector de Fortuna en los Laboratorios de Salud Pública de la Autoridad Sanitaria.

La Secretaría Regional Ministerial de Salud de Magallanes abrió el sector denominado Fortuna, en Bahía Inútil, Provincia de Tierra del Fuego, para la extracción de mariscos susceptibles de presentar marea roja, con excepción del caracol piquilhue.

La resolución exenta Nº 1.106 establece que se autoriza en el sector de Fortuna la extracción, transporte, procesamiento, tenencia, comercialización, distribución, venta y consumo de los siguientes productos del mar susceptibles de presentar Veneno Paralizante de los Mariscos (VPM) y Veneno Diarreico de los Mariscos (VDM): cholga, chorito, choro, almeja, picoroco, huepo o navaja de mar, maucho y lapa.

En tanto, la resolución Nº 1.107 prohíbe la extracción, transporte, procesamiento, tenencia, comercialización, distribución, venta y consumo de caracol piquilhue en el sector antes mencionado.

La seremi de Salud, María Isabel Iduya, explicó que se adoptó la medida luego de analizar diversos muestreos del sector de Fortuna en los  Laboratorios de Salud Pública de la Autoridad Sanitaria, los que arrojaron niveles de toxina paralizante bajo la normativa establecida, por lo cual se autorizó la extracción de mariscos en dicha zona, con la excepción del caracol piquilhue, cuyos análisis arrojaron niveles positivos de VDM.

La Autoridad de Salud enfatizó el llamado al autocuidado de la población, porque la marea roja es un fenómeno con el cual tenemos que convivir, por tal motivo es muy importante extraer mariscos sólo de áreas abiertas y  siempre realizar los análisis de marea roja, además de comprar productos en locales autorizados y exigir el certificado de análisis.

La Dra. Iduya destacó la importancia de seguir las recomendaciones entregadas por salud para evitar intoxicaciones por marea roja, más aún durante Semana Santa en que aumenta el consumo de productos del mar, recordando que desde el año 1972 a la fecha se han producido 341 intoxicaciones por este fenómeno, con 23 fallecimientos, de ahí la relevancia de la prevención y el respeto de la normativa.