Salud cerró sector de Bahía Fanny para la extracción de cholgas por elevados niveles de Marea Roja

Por:

Comunicado
22/06/2013
Las muestras analizadas arrojaron niveles de 135 microgramos de toxina, cifra superior a 80 microgramos de toxina por 100 gramos de producto que establece el Reglamento Sanitario de los Alimentos.

Luego de recibir muestras de cholgas provenientes del sector de Bahía Fanny, los análisis del Laboratorio de la SEREMI de Salud arrojaron la presencia de niveles de Veneno Paralizante de los Moluscos (VPM) por sobre la normativa, por lo que se procedió a cerrar dicho sector para la extracción de cholgas.

El SEREMI de Salud subrogante, Dr. Sergio Ruiz, explicó que con el objeto de velar por la salud de la población y en base a la opinión técnica del Departamento de Acción Sanitaria, se procedió a cerrar el sector de Bahía Fanny, en el Seno Otway, Provincia de Magallanes, tomando como límite la línea recta que se forma entre Punta Hamond y Punta Solitaria, en Isla Riesco. La resolución establece la prohibición de extracción, transporte, procesamiento, tenencia, comercialización, distribución, venta y consumo de cholgas.

Las muestras analizadas arrojaron niveles de 135 microgramos de toxina, cifra superior a 80 microgramos de toxina por 100 gramos de producto que establece el Reglamento Sanitario de los Alimentos.

El Dr. Ruiz realizó el llamado a fomentar las conductas de autocuidado frente a la marea roja, por lo que siempre se debe extraer productos de zonas autorizadas y realizar los análisis correspondientes en los laboratorios de Salud Pública, con el objetivo de conocer que los productos son seguros para el consumo humano y evitar intoxicaciones.

La Marea Roja es un fenómeno natural de naturaleza variable, de ahí la importancia que la comunidad magallánica continúe con su comportamiento responsable, adquiriendo mariscos en locales autorizados, recordando exigir siempre el certificado de análisis, extrayendo productos sólo de áreas abiertas para este fin y siempre realizando los análisis en los laboratorios de la Autoridad Sanitaria, los que son gratuitos para pescadores y comunidad en general.

Las estadísticas nos muestran desde 1972 a la fecha se han producido 341 intoxicaciones por marea roja, con un saldo de 23 fallecidos, de ahí la relevancia de la prevención y el respeto a la normativa establecida.