El 88% de las organizaciones consideran que los efectos del COVID-19 tendrán un impacto alto o muy alto

Por:

Movidos x Chile
27/06/2020

El análisis nace de una encuesta a 222 organizaciones de la sociedad civil para reflejar los efectos de la pandemia. Anticipan caída de ingresos y dificultades para prestar sus servicios.

Un estudio realizado por Fundación PwC Chile, Fundación Lealtad Chile y la Comunidad de Organizaciones Solidarias (COS), refleja que el 87,5% de las organizaciones de la sociedad civil consideran que los efectos del covid-19 tendrán un impacto alto o muy alto. 

En este contexto, la percepción que existe al interior de las organizaciones -sin duda- tiene un impacto negativo. Asimismo, se aprecia que existe una alta consonancia respecto a la percepción de menores ingresos y la imposibilidad de prestar servicios por efecto del COVID-19. 

Un 86,2% está de acuerdo o muy de acuerdo con que su organización recibirá menores ingresos y un 68,4% está de acuerdo y muy de acuerdo con la imposibilidad de prestar servicios y/o desarrollar proyectos. A esto se suma que un 52,9% está de acuerdo o muy de acuerdo con la falta de herramientas tecnológicas para prestar sus servicios a distancia.

En esta línea, el director ejecutivo de la Comunidad de Organizaciones Solidarias, Hans Rosenkranz, comenta que, “es necesario fortalecer el ecosistema de la superación de la pobreza para las organizaciones de la sociedad civil, facilitando el acceso al crédito, a tecnología, y fondos orientados al fortalecimiento, y no sólo a proyectos específicos”

Un 15% de las organizaciones considera que la crisis podría implicar que tengan que cerrar o entrar en estado de hibernación, un 63,5% admite que no cuenta con el flujo de caja suficiente para satisfacer las necesidades del 2020 y un 38,7% está muy de acuerdo o de acuerdo con que deberá cerrar programas. Esto se relaciona a que el 58,3% está de acuerdo o muy de acuerdo con la necesidad de reinventar la organización. 

Respecto a esto, la directora ejecutiva de Fundación Lealtad Chile, Francisca Egaña, afirma que “La multicrisis ha remecido a las organizaciones más allá de la respuesta inmediata al COVID. En este tiempo, hemos tenido que empezar a repensarnos estratégicamente e innovar en las maneras de alcanzar nuestros propósitos y subsistir económicamente. En este sentido, el desafío es doble y creemos fundamental poder generar instancias de apoyo colaborativo e intersectorial, donde complementemos nuestros talentos para que el ecosistema salga fortalecido”

Efectos en equipos de trabajo

Un 70% requiere contacto presencial y un 61,9% debe movilizarse para realizar su trabajo. Alrededor del 52% de las organizaciones afirma que posee de capacidades para desarrollar su trabajo de forma remota.

En relación con la percepción de la necesidad de disminuir equipos y/o jornadas laborales, se aprecian respuestas divididas: un 39,7% señala que tendrá que disminuir el tamaño del equipo, un 43,6% disminuir la jornada laboral y un 39,5% disminuir las remuneraciones.

Además, existe una alta concordancia respecto de la necesidad de participación del directorio para salir de la crisis, con un 63,5% muy de acuerdo con esta necesidad.

En este marco, la directora ejecutiva de la Fundación PwC Chile, Sharoni Rosenberg, comenta que “sin duda las organizaciones que desarrollan su trabajo de forma presencial han sido las más afectadas con la pandemia. En esa misma línea, prácticamente la mitad de las organizaciones medianas, pequeñas y muy pequeñas consideran que tendrán que reducir su personal remunerado; afectando a la organización, trabajadores y público objetivo”. 

Alrededor del 65,8% de las organizaciones declara que se encuentra diseñando estrategias de colaboración que aportarían a que el sector, en general, enfrente de mejor manera la crisis. En términos de las alianzas, se encuentra que un 28% considera que las alianzas con el sector privado no han sido un apoyo, con una parte considerable que no se inclina en acuerdo o en desacuerdo. Mientras que un 33,9% considera que las alianzas con el sector público sí han sido un apoyo durante la crisis sanitaria.