Durante febrero: Seremi de salud intensifica fiscalizaciones de útiles escolares previo al inicio de clases

Por:

Corresponsal El MagallaNews
16/02/2014

Autoridad Sanitaria entrega recomendaciones al momento de adquirir estos productos.

Con el objetivo de fiscalizar el cumplimiento de la normativa sanitaria en materia de útiles escolares, ante el aumento de la demanda de estos productos previo al inicio de clases, la Secretaría Regional Ministerial de Salud inspeccionó esta mañana la Librería Marangunic, para verificar el cumplimiento de los decretos supremos Nº 374 y Nº 754 que fijan el límite máximo permitido de plomo en pinturas y la cantidad de tolueno en adhesivos y pegamentos, además del correcto etiquetado.

 La SEREMI de Salud, Dra. María Isabel Iduya, explicó que como autoridad sanitaria se encuentran permanentemente vigilando los productos que utilizan los escolares, intensificándose las fiscalizaciones durante este periodo con el propósito de asegurar que son inofensivos para su salud. La autoridad destacó que es muy importante que los padres se informen al momento de comprar los útiles escolares y que adquieran productos que cuenten con etiquetado en español, donde se indique claramente que no son tóxicos. De igual forma, deben poner especial atención en las instrucciones de uso, para evitar posibles riesgos para los niños, además de realizar sus compras en locales establecidos.

 También se fiscalizó las siliconas líquidas, productos habitualmente usados en los establecimientos educacionales o el hogar, las que pueden contener metanol o etanol, componentes nocivos para la salud y que están prohibidas para la utilización en menores de edad, debido a su alta toxicidad. Es por esto que se verificó que estos productos cumplieran con el adecuado etiquetado.

 En la inspección realizada a librería Marangunic no se encontraron deficiencias y los productos cumplían con lo establecido. En nuestra ciudad se han fiscalizado 17 locales donde se venden útiles escolares y hasta la fecha no se han realizado sumarios sanitarios.

 La normativa establece que las pinturas, barnices y otros productos, deben contener como máximo una concentración de 0,06 % (600 mg/Kg) de plomo, valor aplicable a pinturas de uso infantil y escolar. La de Tolueno, establece un límite máximo de 0,5% en peso de este componente.

 La Dra. Iduya finalizó diciendo que un rol muy importante lo juegan los padres, quienes son los primeros fiscalizadores, los que tienen que prestar especial atención en el etiquetado de los productos que compran a sus hijos, denunciando en la Autoridad Sanitaria cuando observen que éstos no cuentan con el correcto rotulado.